Domingo 4 de Junio de 2023

5.4°

Neuquén

INTERNACIONALES

15 de mayo de 2023

Moscú contraataca: La respuesta a las acusaciones de Macron sobre su relación con China.

Macron acusa a Rusia de sufrir "una derrota geopolítica" y volverse "vasallo" de China.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha realizado declaraciones controvertidas al afirmar que Rusia ha experimentado "una derrota geopolítica" como resultado de su operativo militar en Ucrania.

 

Macron sostiene que desde el inicio de la crisis en Ucrania, las relaciones de Rusia con Occidente se han deteriorado y se ha vuelto cada vez más dependiente de China.

En una entrevista con el periódico L'Opinion, Macron argumentó que Rusia ha puesto en duda a sus aliados históricos y ha iniciado una forma de "vasallaje" con respecto a China. Además, destacó que la supuesta pérdida de acceso al Báltico ha sido crítica para Moscú, ya que ha precipitado la elección de Suecia y Finlandia de unirse a la OTAN. Según el presidente francés, estos acontecimientos representan una derrota geopolítica para Rusia.

Macron reiteró su apoyo a Ucrania y afirmó que Rusia no debe ganar la guerra militar en curso. Sin embargo, también reconoció la necesidad de evitar un choque directo con Moscú y buscar equilibrios sostenibles en las relaciones con Rusia.

Las declaraciones de Macron generaron una rápida respuesta por parte del portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov. Rusia rechazó rotundamente las afirmaciones del presidente francés y afirmó que las relaciones con China se basan en una asociación estratégica especial que no implica ninguna forma de dependencia. Peskov señaló que la cooperación ruso-china se basa en intereses mutuos, beneficio compartido y una visión común de los asuntos internacionales.

El presidente ruso, Vladímir Putin, también respondió a las acusaciones de Macron, calificándolas de envidiosas. Putin destacó que la dependencia de la economía europea de China está creciendo a un ritmo mucho mayor que la dependencia de la economía rusa. Además, Putin señaló que las relaciones entre Rusia y China son sólidas y se han fortalecido en los últimos años.

La tensión entre Rusia y Occidente, especialmente con Francia, continúa en medio de la crisis en Ucrania. Las declaraciones de Macron y las respuestas de las autoridades rusas reflejan las discrepancias y los desafíos en las relaciones internacionales actuales.



COMPARTIR:

Comentarios