Martes 23 de Abril de 2024

14°

Neuquén

GENERALES

7 de abril de 2023

Una vacuna contra el cáncer: investigadores argentinos se acercan al desafío

Un «granito de arena» en el combate al cáncer.

Un equipo de investigadores al servicio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) descubrió la manera de obtener un tipo de célula esencial para generar una respuesta inmunitaria.

 

Investigadores argentinos podrían revolucionar los tratamientos contra el cáncer tras obtener células con elevada capacidad para activar la respuesta inmune. En diálogo con Sputnik, el inmunólogo Fernando Erra Diaz sostuvo que se busca desarrollar una vacuna accesible y a bajo costo para combatir tumores.

Un equipo de investigadores al servicio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) descubrió la manera de obtener un tipo de célula esencial para generar una respuesta inmunitaria. El hallazgo, producido en laboratorio, sienta las bases para el desarrollo de futuras vacunas, que podrían revolucionar la forma en que se brinda tratamiento a pacientes con tumores.

Si bien actualmente se ofrece inmunoterapia a pacientes oncológicos, la investigación liderada por los inmunólogos Jorge Geffner y Fernando Erra Diaz halló una manera de obtener «células que tienen una capacidad mayor que las probadas anteriormente» para «despertar una respuesta inmune contra tumores«, explicó Erra Díaz a Sputnik. Esas células se denominan dendríticas.

Según dijo el investigador, el cuerpo humano posee, además, dos tipos de células inmunes: los linfocitos B y T. Estos últimos, necesitan de una célula que les presente las proteínas —que pueden ser virales, bacterianas o tumorales. Ese es el rol que cumplen las dendríticas.

La dendrítica es «la única célula capaz de, en el tejido tumoral, capturar pequeños pedacitos de células tumorales, migrar a los ganglios linfáticos e interactuar con los linfocitos T para activarlos de manera que puedan ir de nuevo al foco inflamatorio, al tumor y atacar aquello que nos está haciendo daño«, explicó Erra Diaz.

Avances y ventajas de los hallazgos

A diferencia de los estudios anteriores, donde los resultados arrojaron que el tumor lograba anular la capacidad inmunogénica de las células dendríticas, las generadas por el equipo de Erra Díaz son «difíciles de domesticar por los tumores». Por este motivo, el argentino consideró que «podría ser beneficioso pensar en la posibilidad de hacer vacunas utilizando estas células».

En concreto, los investigadores descubrieron que si bloqueaban «de forma conjunta dos sensores metabólicos (la mTORC1 y PPARg)», obtenían un tipo de células dendríticas derivadas de monocitos humanos —tipo de glóbulo blanco encargado de la respuesta inmunitaria— que tenían «características muy llamativas«.

El equipo de Erra Díaz estudió además la exposición de las dendríticas a proteínas de un virus que genera infecciones crónicas: se cargaron las dendríticas con proteínas derivadas del virus para luego exponerlas a células de la misma persona. Los resultados del laboratorio fueron alentadores.

Los hallazgos del equipo representan avances dentro de los tratamientos de inmunoterapia debido a que la técnica empleada permitiría que una mayor cantidad de personas genere respuestas inmunes «muchísimo más robustas» a los tumores, aseveró Erra Díaz.

Un «granito de arena» en el combate al cáncer

Sin embargo, los estudios no dejan de ser preliminares. Hasta el momento solo se han desarrollado pruebas en laboratorio y se espera que en los próximos meses la investigación inicie su siguiente fase en pruebas in vivo, para las que se utilizarán ratones. De tener éxito en los modelos preclínicos en ratones, etapa que llevaría varios años, comenzarían los ensayos en humanos.

Si bien Erra Diaz consideró que «la inmunoterapia es una herramienta que da mucha esperanza para poder ofrecer una solución a las enfermedades oncológicas«, no descarta que puedan combinarse diversos tratamientos para combatir el cáncer. Además, aseguró que deben diseñarse las estrategias terapéuticas de forma personalizada para cada paciente.

Los argentinos ven con esperanza los resultados alcanzados hasta el momento y estiman que, de tener éxito, las vacunas serían de fácil acceso: podrían realizarse incluso en laboratorios instalados dentro de hospitales y el método no sería costoso.

Erra Díaz remarcó que, con los recientes hallazgos, los investigadores creen poder «aportar un granito de arena a esta odisea de la investigación médica contra este flagelo tan importante que es el cáncer».

Fuente Sputnik



COMPARTIR:

Comentarios