Miércoles 10 de Agosto de 2022

Neuquén

GENERALES

22 de marzo de 2022

Habitantes de Mariúpol describen la catastrófica situación en la ciudad, donde continúan los enfrentamientos con los nacionalistas ucranianos

Refugiados de Mariúpol en un alojamiento temporal en el edificio de una escuela del pueblo de Bezymennoye.

Residentes locales afirman que nunca recibieron ayuda por parte de Kiev y denuncian ataques directos contra la población civil lanzados por el batallón Azov.

 

 

Los militares rusos y las unidades de la milicia de Donbass han liberado aproximadamente la mitad del territorio de la ciudad de Mariúpol, donde continúan los enfrentamientos con las agrupaciones de nacionalistas ucranianos, informaron este martes las autoridades de la República Popular de Donetsk.

Mientras tanto, los civiles que permanecen allí cuentan que nunca recibieron ayuda por parte de las autoridades ucranianas y que esperan ser evacuados a Rusia.

"Desde el primer día, cuando todavía no habían llegado los rusos, ya estos nos estaban bombardeando", declaró a RT una residente de la ciudad, refiriéndose a los ataques por parte de los militares ucranianos. "Desde el primer día estamos en el sótano, todavía seguimos ahí", agregó.

"Me quedé sola, estoy esperando la evacuación a Rusia, porque tengo familia allí", señaló otra. "Nosotros estamos aquí y no sabemos de qué bando somos, ni a quién dirigirnos: ¿a las autoridades anteriores, a las de ahora, a quién?", se preguntó una tercera.

Además, varios habitantes de Mariúpol acusaron a los nacionalistas ucranianos de lanzar ataques directos contra la población civil. Según una testigo, el batallón Azov usó a personas como escudos humanos, les robó alimentos e incluso sus viviendas.

"El batallón Azov –no sé cuántas personas había allí– sacó a 250 civiles, los pusieron en una línea, los militares se colocaron detrás y empezaron a disparar contra la gente desde los primeros pisos del edificio. Ocho muertos y cuatro heridos. Había niños, abuelas y abuelos. El que pudo, se escondió donde pudo. El batallón Azov fue el que disparó", contó la mujer. 

El pasado domingo, el jefe del Centro de Gestión de la Defensa Nacional de Rusia, el coronel general Mijaíl Mízintsev, declaro que "en Mariúpol se ha producido una terrible catástrofe humanitaria como resultado de la anarquía de los nacionalistas ucranianos".

"Desesperados y fuera de sí, los bandidos, al darse cuenta de que es imposible que Kiev les preste ayuda, han sembrado el terror en masa en los barrios de la ciudad que aún controlan. Al mismo tiempo, la información fiable que recibimos evidencia las horribles atrocidades de los milicianos enloquecidos por desesperación", afirmó.



COMPARTIR:

Comentarios