Jueves 11 de Agosto de 2022

2.6°

Neuquén

NEUQUEN Y RIO NEGRO

10 de marzo de 2022

Por su trayectoria fue reconocido el negocio familiar Casa Torrens

Gaido descubrió la placa artesanal en la fachada junto a los dueños del comercio.

En 1948 abrió sus puertas Casa Torrens S.R.L, y hoy, luego de 74 años de estar en la ciudad, fue reconocido como comercio histórico por la Municipalidad de Neuquén.

 

 

El intendente Mariano Gaido visitó el negocio familiar donde, junto a sus dueños, descubrió una placa artesanal en su fachada y entregó un certificado a los comerciantes .

El coordinador de la Unidad de Coordinación de Promoción y Relaciones Institucionales, Gerardo Gutiérrez, destacó que es el comercio 39 que recibe este homenaje por tener 50 o más años de recorrido en la capital neuquina.

“Para nosotros es un orgullo estar compartiendo este momento con los dueños del negocio, son muchos años de historia y de estar desarrollándose en la ciudad”, expresó el funcionario. También reflexionó que tanto este como los negocios que fueron galardonados “son motores impulsores que hacen que esta capital sea una de las cinco principales del país”.

Hugo Torrens es el dueño actual del negocio que comenzó su abuelo español cuando arribó a la capital neuquina hace más de 70 años. En un principio “eran ramos generales y se vendían cosas de la época, todo suelto”, contó Torrens. “Después -continuó- tomó la posta mi tío Pepe y de a poco se fue transformando en un pequeño autoservicio de comestibles. Luego Pepe deja el comercio y continúo yo con el rubro de bazar, que es lo que llevamos adelante hace 30 años”.

No solo fueron cambiando los productos y servicios que se ofrecían en Casa Torrens, sino que también recorrió varios puntos de la ciudad. Sus inicios fueron en Perito Moreno 255, después se trasladó unas cuadras a Perito Moreno 151, luego a Perito Moreno al 600 y a San Martín al 5800. Por último, a Félix San Martín 430 que es donde se encuentra hace 10 años.

El comerciante comentó que hace cinco años se sumó su hijo con distintos emprendimientos de equipamientos comerciales, y agregó entre risas: “Esperamos que alguno de mis nietos continúe con este trabajo para no dejar acéfalo Casa Torrens”.

En sus años de historia en el negocio “la clientela nunca faltó, es muy leal. Hay personas que nos vienen a comprar desde cuando estaba mi tío frente al negocio”.



COMPARTIR:

Comentarios