Domingo 16 de Junio de 2024

7.7°

Neuquén

GENERALES

27 de mayo de 2023

"La Central Nuclear Atucha II: ¡Vuelve a Brillar con Energía Renovada!"

Se estima que el costo de estas reparaciones ascenderá a casi US$ 20 millones, afectará a aproximadamente 200 personas que trabajarán durante un período de dos semanas.

La Central Nuclear Atucha II, una destacada fuente de energía en Argentina, tiene previsto reanudar su funcionamiento en julio de este año.

 

 

La Central Nuclear Atucha II, una importante fuente de energía en Argentina, está programada para reanudar sus operaciones en julio de este año. Sin embargo, antes de que eso comience, un contratiempo surgido a finales de 2022 afectará a aproximadamente 200 personas que trabajarán en el interior de la central durante un período de dos semanas. Se estima que el costo de estas reparaciones ascenderá a casi US$ 20 millones.

Desde octubre, la Central Nuclear Atucha II ha estado inactiva debido a un problema mecánico. Sin embargo, a mediados de junio se iniciarán las labores de reparación una vez que la empresa Nucleoeléctrica Argentina haya completado el diseño y la fabricación de las herramientas necesarias para llevar a cabo el trabajo. Con optimismo, se espera que el reactor vuelva a generar electricidad para el sistema en el mes de julio.

Durante una visita al complejo nuclear de Lima, en la provincia de Buenos Aires, las autoridades de Nucleoeléctrica explicaron que se destinará aproximadamente a 200 personas para llevar a cabo las reparaciones durante dos semanas, con un presupuesto estimado de casi US$ 20 millones. Además, esta visita permitió preparar los equipos necesarios para llevar a cabo la obra.

Con el objetivo de optimizar los tiempos de reparación y acelerar el proceso de restablecimiento del servicio, el equipo ha comenzado a utilizar métodos de ingeniería de última generación, incluyendo herramientas robóticas y tecnológicas. Se espera que estas nuevas tecnologías contribuyan a agilizar el proceso y reducir los períodos de inactividad de la central.

El incidente que cause este inconveniente se debe al desprendimiento de uno de los soportes internos en el fondo del tanque del reactor, una falla detectada durante las inspecciones de rutina llevadas a cabo en octubre del año pasado. Afortunadamente, este incidente no representa riesgos para la seguridad de las personas ni para el medio ambiente, lo que llevó a la detención preventiva del reactor con el fin de evitar incidentes más graves.

José Luis Antúnez, presidente de Nucleoeléctrica Argentina, explicó que, en realidad, el inconveniente es bastante sencillo y que, en circunstancias normales, podría repararse en dos semanas. Sin embargo, el desafío radica en la ubicación del problema, en el fondo del reactor de la central, lo cual dificulta el acceso debido a la distancia ya la necesidad de trabajar bajo el agua.

Dada esta complejidad, se ha llevado a cabo un minucioso análisis de las diferentes alternativas posibles. Como resultado, se formó un equipo interdisciplinario compuesto por personal de la empresa para abordar la situación. Se llevaron a cabo estudios mecanicos, hidraulicos y analisis de documentacion para evaluar la situacion, y se optimizo la extraccion de la pieza como la opcion menos costosa y mas rapida.

Además, el equipo ha estado utilizando métodos de ingeniería avanzada para implementar herramientas robóticas y tecnológicas con el objetivo de optimizar los tiempos de reparación. La meta es restaurar el servicio lo antes posible, ya que desde que se identificó el problema en octubre, la planta ha estado inactiva.

Fuente: Telam

 

 



COMPARTIR:

Comentarios