Lunes 20 de Mayo de 2024

Neuquén

GENERALES

7 de mayo de 2023

"¿Realidad o promesa vacía? El debate sobre la reducción de jornada laboral"

La reducción de la jornada laboral en Argentina: ¿un debate pendiente?

La reducción de la jornada laboral es un tema que ha generado gran interés y expectativa entre trabajadores, sindicalistas y políticos de la izquierda argentina.

 

Sin embargo, a pesar de los múltiples proyectos presentados en ambas cámaras del Congreso, el debate sigue sin concretarse.

El diputado y líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y su par Claudia Ormaechea, son algunos de los impulsores de la iniciativa de reducir la jornada laboral de 48 a 40 y 36 horas semanales, respectivamente, sin afectar el salario. Pero a pesar de esto, no se ha podido concretar una convocatoria para el inicio del debate en ninguna de las dos cámaras.

El senador kirchnerista Mariano Recalde también ha presentado un proyecto para reducir la jornada laboral a 36 horas semanales, y sostiene que esta medida puede mejorar la productividad, disminuir costos empresariales y accidentes, y permitir una mejor distribución del empleo, así como de la conciliación entre la vida personal y laboral.

Sin embargo, a pesar de que los proyectos han sido presentados desde hace más de un año, no hay precisiones sobre el inicio del debate en ninguna de las comisiones correspondientes, lo que genera incertidumbre sobre la posibilidad de que la medida sea efectivamente discutida y aprobada en el Congreso.

La izquierda también ha presentado proyectos en ese sentido, como el de Nicolás del Caño para reducir la jornada laboral a 6 horas diarias y 30 semanales, y el de Eduardo Valdés para que la duración de la jornada de trabajo no exceda de 6 horas o 30 semanales. Además, el proyecto del socialista Enrique Estévez busca reducir la jornada laboral a 36 horas semanales y establece que las horas suplementarias no puedan exceder las 30 horas mensuales y las 200 horas anuales.

A pesar de que la medida es vista como una necesidad por muchos sectores de la izquierda y de los trabajadores, la falta de convocatoria para el debate y la escisión que sufrió el interbloque Frente de Todos en febrero pasado, sumado al año electoral y la minoría oficialista en ambas cámaras, dificultan su tratamiento. Será necesario esperar para saber si finalmente se dará lugar a un debate que podría cambiar el rumbo de la vida laboral en Argentina.

Fuente: Parlamentario



COMPARTIR:

Comentarios