Viernes 19 de Abril de 2024

18.6°

Neuquén

GENERALES

27 de abril de 2023

ANMAT da luz verde a la vacuna de Takeda contra el dengue

La prevención y el control del dengue son responsabilidad de todos y debemos trabajar juntos para prevenir la propagación de esta enfermedad

La aprobación de la vacuna Qdenga en Argentina representa una nueva herramienta en la lucha contra el dengue, una enfermedad que afecta a miles de personas cada año en todo el mundo.

 

La vacuna, producida por el laboratorio Takeda, puede ser utilizada en todas las personas mayores de 4 años, independientemente de si han padecido la enfermedad previamente o no. Sin embargo, no está autorizada su uso en mujeres embarazadas y durante la lactancia, así como en personas con inmunodeficiencias.

Es importante destacar que la vacuna no es una solución única para prevenir el dengue y que es necesario seguir controlando y eliminando los criaderos de mosquitos, así como evitar sus picaduras y emplear métodos de aislamiento vectorial.

La prevención y el control de los criaderos de mosquitos son medidas esenciales para prevenir la propagación del dengue. Es necesario vaciar piletas y recipientes con agua estancada, cacharros, macetas, marcos de ventana, canaletas y juguetes, así como descacharrizar mediante la eliminación de latas, envases y objetos que no sean de utilidad y puedan almacenar agua.

Además, es importante tapar recipientes que no se pueden poner boca abajo, como tanques de agua y piletas, y mantener secas herramientas, posa macetas y marcos de ventana. También se recomienda cambiar el agua cada dos días de floreros y bebederos, y limpiar y fregar bien fuerte los bordes de las piletas de lona.

Para protegernos de las picaduras de mosquitos, es fundamental usar ropa clara y de manga larga, y evitar la exposición en los horarios de mayor actividad del mosquito.

Existen diferentes tipos de repelentes, siendo el DEET (N N-diethyl-m.toluamida) uno de los más utilizados. La protección que brinda depende de la concentración, protege al 10% durante 2 o 3 horas y al 25%, 6 horas. En los niños se recomienda que no superen el 30% de DEET y no deben utilizarse en menores de 2 meses de edad. Los repelentes ambientales eléctricos deben estar a más de 1,5 metros de donde duerme el niño y se debe evitar aquellos que producen humo en lugares cerrados.

En resumen, la aprobación de la vacuna Qdenga en Argentina representa una nueva herramienta en la lucha contra el dengue. Sin embargo, es importante destacar que la vacuna no es una solución única y que es necesario seguir tomando medidas de prevención y control de los criaderos de mosquitos, así como evitar sus picaduras.

La prevención y el control del dengue son responsabilidad de todos y debemos trabajar juntos para prevenir la propagación de esta enfermedad.

Fuente: Análisis del Dr. Enrique Casanueva, docente de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y médico consultor del Servicio de Infectología Infantil del Hospital Universitario Austral.



COMPARTIR:

Comentarios