Lunes 27 de Mayo de 2024

8.8°

Neuquén

GENERALES

21 de marzo de 2023

Pierde expectativa la compra de los F-16 y se refuerza que el elegido sea el avión de combate chino JF-17

El JF-17, sin ningún componente británico, se pone por arriba del viejo F-16 estadounidense.

Este martes 14 de marzo, Argentina anunció su interés en comprar el avión de combate chino JF-17. La noticia fue reportada por medios estatales de China, citando un comunicado en la página oficial de la embajada argentina en ese país.

 

Según la publicación oficial, el Embajador de Argentina, Sabino Vaca Narvaja, mantuvo un encuentro con el Ministro de Defensa, Jorge Taiana. La reunión tuvo lugar en Buenos Aires, y se abordó el fortalecimiento de las relaciones argentino-chinas en el campo de la defensa, en un contexto donde la Nación asiática apoya el reclamo del País suramericano por la soberanía de Malvinas.

Washington espera a Londres

La noticia del renovado interés de Argentina en el JF-17 se produce cuando el presidente Alberto Fernández había dicho hace casi un mes, que tenía asuntos de mayor interés que comprar aviones de combate.

De todos modos, el ministerio de Defensa se ha enfocado en reforzar la presencia militar en la Patagonia y para ello lo último que imagina es verse atrapado en situaciones como las ya vividas durante y luego de la guerra, de contar con material bélico que no puede utilizar ante la falta de repuestos y componente que son fabricados por la industria británica.

El F-16 con componentes británicos, no cumple con las expectativas de Argentina de contar nuevamente con una flota de combate.

 

Por ello, la posibilidad de comprar los obsoletos F-16 A/B MLU a Dinamarca, no cumple con esa premisa, ya que son aeronaves viejas, de segunda mano y además poseen elementos británicos, a los que el Reino Unido no garantiza ni garantizará su reposición y recambio.

Aún así, Washington sigue esperando una decisión de Londres para negociar con Argentina, pero no la hay. Se dice que la presión sobre Londres no es grande, y los círculos políticos en Washington unidos en torno a la idea de que los argentinos vuelen aviones de combate estadounidenses están pidiendo a la administración de la Casa Blanca que aumente la presión sobre Londres.

¿Qué quiere Argentina?

Por otro lado, Buenos Aires está tratando de no caer en la trampa del Reino Unido. Si en algún momento Londres lo permite y Argentina obtiene el F-16, podría dañar la posición política sobre el estatus en disputa de las Islas Malvinas. Al mismo tiempo, Buenos Aires se da cuenta de que la adquisición del F-16 significa una seria dependencia para mantener la condición técnica, la capacidad de servicio y la capacidad de combate de su flota de F-16 en Washington y Londres. Algo que Argentina sabe, no debe volver a ocurrir.

Londres estaba en una posición ventajosa hasta hace un año. Luego se supo que Gran Bretaña podría bloquear una posible venta de JF-17 a Argentina. La razón: los JF-17 usan asientos eyectables de fabricación británica. Sin embargo, resultó que esto fue a pedido de uno de los clientes del caza chino: Pakistán. En este caso, China ha asegurado a Argentina que integrará asientos eyectables producidos localmente que se utilizan en otros aviones de combate chinos. Londres perdió así su ventaja, al darse cuenta de que Beijing podía eludir la prohibición británica.

Con cada día que pasa, la posibilidad de que los F-16 vuelen sobre los cielos argentinos se está evaporando. Especialmente a la luz del deseo de China de construir una planta JF-17 en Argentina. Si esto sucede, tal acuerdo se considerará un golpe a la imagen de los EE. UU. en América Latina. China aumentará su influencia en la región y Argentina no solo obtendrá una nueva flota sino también la oportunidad de vender cazas chinos en la región. Un lugar donde hay bastantes clientes que quisieran adquirir el caza chino.

Cuando el MiG-35 era una opción

Antes, cuando Buenos Aires estaba en la iniciativa inicial de los cazas chinos y estadounidenses, se proyectaba al MiG-35 ruso como posible proveedor. En ese momento, hace casi un año y medio atrás, incluso el MiG ruso era considerado favorito. Pero la guerra en Ucrania no solo no garantiza la producción y entrega oportuna a Argentina, sino que amenaza a los argentinos con severas sanciones económicas bajo la ley CAATSA de EE.UU.

La guerra Rusia-Ucrania, aleja la posibilidad que el MIG-35 sea el avión de combate que eligo Argentina.

Los expertos creen que si Buenos Aires adquiere el JF-17 chino, también habrá sanciones, pero serán mucho más moderadas y aceptables que en el caso de la compra del caza ruso.

Fuente: Bulgarianmilitary - AgendaMalvinas



COMPARTIR:

Comentarios