Viernes 17 de Septiembre de 2021

9.4°

Despejado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

GENERALES

3 de agosto de 2021

La hermana de estudiante desaparecido reclamó sanciones a los discursos negacionistas

Marta Ungaro, hermana de Horacio, uno de los desaparecidos en La Noche de los Lápices, criticó las opiniones de la historiadora  Sabrina Ajmechet, la precandidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio,quien describió el secuestro de los adolescentes como  "un operativo contra un grupo montonero".

Marta Ungaro y el recuerdo de su hermano Horacio. Marta Ungaro y el recuerdo de su hermano Horacio.
Marta Ungaro, hermana de Horacio, uno de los estudiantes secuestrados y desaparecido en lo que se conoció como La Noche de los Lápices, repudió los dichos de Sabrina Ajmechet, la precandidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio impulsada por Patricia Bullrich, quien describió el secuestro y desaparición de los estudiantes como "un operativo contra un grupo montonero", y reclamó sanciones para los discursos que niegan el genocidio.

"Cuando me enteré los dichos de Sabrina Ajmechet sentí muchísimo dolor e impotencia, es alguien a quien no le interesa la democracia, yo la llamaría y la obligaría a que presencie las audiencias de los juicios de lesa humanidad, que escuche los desgarradores testimonios de sobrevivientes y nuestros testimonios, el de los familiares que hace 45 años que estamos buscando justicia", dijo a Télam Marta Ungaro.

Remarcó que "los chicos fueron sacados de sus casas, donde estaban durmiendo para ir a la escuela al día siguiente".

Marta aludió así a la noche del 16 de septiembre de 1976, cuando fuerzas represivas irrumpieron en el departamento donde vivía la familia en la ciudad de La Plata y secuestraron a Horacio Ungaro junto a un amigo que se había quedado a dormir en la casa de éste: Daniel Alberto Racero.
  El secuestro y la desaparición de los estudiantes
Además de Horacio y Daniel, fueron secuestrados Claudio De Acha, María Clara Ciocchini, María Claudia Falcone y Francisco López Muntaner; en tanto el 17 de septiembre los represores apresaron a Emilce Moler y Patricia Miranda y cuatro días después fue detenido Pablo Díaz, pero una semana antes habían secuestrado al estudiante Gustavo Calotti.
  Una hoja de cuaderno con la letra de Una hoja de cuaderno con la letra de "Muchacha ojos de papel", lo último que escribió Horacio y su hermana atesora.
Los jóvenes, militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), habían marchado en reclamo del boleto estudiantil, beneficio suspendido tras el golpe militar, por eso a este hecho se le denominó "La noche de los lápices"

Todos fueron conducidos al centro clandestino de detención "Arana", donde se los torturó durante semanas, y luego se los trasladó al Pozo de Banfield.

Moler, Díaz, Miranda y Calotti recuperaron la libertad, en tanto los seis restantes permanecen desaparecidos.

"Tenían participación política como todos los jóvenes de los ´70, iban a la escuela y militaban en los barrios, todas actividades legales. Ellos estaban durmiendo en sus casas cuando fueron arrancados por personal del Batallón 601", explicó Marta.

Semanas atrás se conocieron los tuits de la precandidata de JxC Sabrina Ajmechet, ligada a Patricia Bullrich, quien describió el secuestro y desaparición de los estudiantes de La Noche de los Lápices como "un operativo contra un grupo montonero".

"No puede ser candidata una mujer que niega lo ocurrido", dijo mientras exhibía la portada del expediente que el Ejército del Batallón 601 confeccionó sobre su hermano en esa oportunidad.

"Objetivo primario: Horacio Angel Ungaro, 17 años. Filiación: act est (actividad estudiantil). Grado de peligrosidad: mínima", se lee en dicho legajo escrito a máquina.

La voz de Marta se suaviza al recordar que su hermano, ese adolescente de "peligrosidad mínima", se ponía colorado, amaba los panqueques con dulce de leche, jugaba al ajedrez, practicaba natación; enseñaba francés en el barrio de 122 y 80 de La Plata, le gustaba el rock, las canciones sobre la Guerra Civil Española, soñaba con ser médico y era extremadamente lector.

  El legajo que el Ejército armó de Horacio Ungaro. El legajo que el Ejército armó de Horacio Ungaro.
"Cuando entraron a secuestrarlo, mi hermano arrojó por la ventana del 5to piso el Diario del Che y un manual de filosofía rusa que aún conservó con sus subrayados", recordó y agregó que "lo último que había escrito esa noche fue copiar en una hoja de carpeta la letra de Muchacha ojos de papel".

Marta Ungaro mostró también la hoja de carpeta con la canción escrita por el adolescente desaparecido y reclamó la aprobación de un proyecto presentado en el Congreso Nacional que prevé sanciones para quienes nieguen el genocidio cometido durante la última dictadura militar.

"El proyecto debe aprobarse, es necesario. No se puede negar el terrorismo de Estado, el estado salió a asesinar, salió a arrancar a las personas de sus casas, de sus trabajos, los arrojó desde aviones y los torturó hasta morir y robó sus bebés",

Esa iniciativa "debe aprobarse y los negacionistas deben tener su castigo", insistió.

Recordó que "Alemania tiene una ley de ese tipo, allí no podés hacer apología del nazismo; y acá no se puede hacer apología del genocidio, eso tiene que ser penado, tiene que darse un sanción ejemplar para que no vuelva a ocurrir", remarcó y lamentó que son varios los precandidatos a legisladores por la oposición que incurren en ese tipo de discursos.  

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!