Jueves 11 de Agosto de 2022

12.2°

Neuquén

NEUQUEN Y RIO NEGRO

23 de marzo de 2022

Mujeres y Disidencias, un espacio que brinda el Hospital Provincial Neuquén

Las reuniones son para el intercambio y escucha, y son organizadas por profesionales del nosocomio.

El servicio de Salud Mental del Hospital Provincial Neuquén Dr. Eduardo Castro Rendón, cuenta con el espacio de encuentro Mujeres y Disidencias.

 

Es un lugar de intercambio y escucha que se lleva a cabo todos los miércoles en el HPN. En el marco del mes de la mujer, profesionales del hospital nos cuentan en qué consiste las actividades.

Los encuentros son coordinados por Daniela Musante y Sofía Ortega, Trabajadoras Sociales; Guadalupe Ceballos y Luisina Ghiglioni, Psicólogas, todas profesionales que cursan la Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental (Risam) que se realiza en el hospital.

“El grupo surgió el año pasado, el primer encuentro fue el 8 de marzo de 2021, en el Día Internacional de la Mujer” dijo Daniela Musante y agregó “en el primer año de la residencia rotamos en la sala de internación y participamos y rotamos también por las guardias interdisciplinarias de salud mental; ahí pudimos ver que muchas mujeres llegaban a las guardias en contexto de pandemia, con mucho encierro, angustia, en soledad y observamos que no había muchas redes, no había grupos, ni otros lugares más que el espacio particular de consultorio para referenciarlas o para empezar a construir una red o grupos; surgió así la iniciativa de empezar un espacio de encuentro en el servicio de Salud Mental, orientado a esa población, a mujeres que quisieran formar parte de un grupo”.

Por su parte, Luisina Ghiglioni recordó que “en pandemia se cerraron los centros de día a los cuales podían asistir pacientes que tienen un diagnóstico o un padecimiento mental, y se notaba los efectos de la falta de tener un acompañamiento desde lo grupal o con otros, además de que las mujeres suelen tener menos espacios de participación, la idea surgió un poco para acompañarlas y escucharlas”.

Musante recordó que “en el primer encuentro de marzo del año pasado empezamos a pensar un poco para ver qué traían las mujeres y qué querían del espacio, fomentando una coconstrucción para poder armar algo en conjunto” y agregó “al principio nos costó un poco sostener una regularidad, pero en el transcurso de marzo lo pudimos hacer y después se volvió a cerrar todo por la pandemia, también quisimos establecer un horario pero no fue fácil, costó un poco sistematizarlo, en septiembre se sumaron residentes y pudimos establecer todos los miércoles a las 14 h en Talero 239 donde está el servicio de salud mental del hospital”.

Encuentros

 

Durante las reuniones se abordan temáticas relacionadas al género, la deconstrucción, el rol de la mujer en la sociedad, cuestiones relacionadas a la maternidad, “son temáticas que surgen, que ellas proponen, por ahí leer diferentes tipos de textos, ver videos, un poco en el proceso también de acompañar lo que ellas traen” dijo Ghiglioni.

Guadalupe Ceballos comentó “lo valioso es que entre ellas se arma una red y si surge una situación se ayudan” y agregó “es un espacio que se valora donde trabajamos con una planificación interna de las actividades, aunque el espacio siempre está abierto a lo que vaya surgiendo del mismo grupo”.

“Retomamos la actividad en febrero después de las vacaciones” dijo Musante y agregó “cuando volvieron pidieron realizar alguna actividad artística y de allí surgió realizar un mural en el marco del mes de la mujer, el diseño lo hizo una de las mujeres del grupo, la frase que quedó es una parte de una poesía que hicimos en conjunto en uno de los encuentros”.

Comentó que “como dinámica de los talleres tenemos algo que se fue construyendo también, por ejemplo cuando llegamos, cada una puede mencionar una palabra de cómo llega al encuentro, que puede ser algo de la semana, cuentan cómo les fue, y luego una propuesta de temática que muchas veces se relaciona con lo que hicimos en el encuentro anterior y la retomamos con algún juego, una escritura, un collage, y después cerramos con una palabra también de cómo nos vamos”.

“Lo que se llevan de los encuentros es la construcción de una red de confianza, de cuidado y de acompañamiento, hay muchas mujeres que se mudaron a otras provincias y siguen participando de la red, tenemos nuestro grupo de whatsapp y ellas también crearon su propio grupo” dijo.

 

Un espacio abierto donde se pueden formar vínculos

 

Ceballos comentó “entre ellas mismas se van armando vínculos que les costaba establecerlos y eso se potenció con la pandemia, es valioso porque consideran al espacio mujeres y disidencias como un recurso con el que se puede contar” y agregó: “es un espacio que brinda el hospital a través de salud mental abierto a la comunidad y si algún profesional considera que alguna mujer podría beneficiarse participando del grupo puede contar con este lugar”.

“Pueden venir, presentarse y participar, incluso no hace falta que vengan a todos los encuentros, algunas vienen una vez y prueban” dijo Ceballos e indicó que “se fomenta que sea un espacio de cuidado, de escucha, un espacio donde no haya juicios, donde se pueda construir otra narrativa, otra forma de vincularse, son mujeres muchas veces muy vulneradas en sus historias, con muchos abusos, muchas violencias, muchos padecimientos”.



COMPARTIR:

Comentarios