Miércoles 10 de Agosto de 2022

Neuquén

NEUQUEN Y RIO NEGRO

22 de marzo de 2022

Salud recuerda la importancia del consumo y el cuidado del agua

El agua es crucial para nuestra vida, su baja ingesta o reemplazo por otras bebidas aparece asociada no solo con la deshidratación, sino también con numerosas enfermedades crónicas.

Con el objetivo de visibilizar la importancia del consumo y el cuidado del agua, las Naciones Unidas, desde 1992, han decidido que cada 22 de marzo se celebre el Día Mundial del Agua.

 

En este sentido, el ministerio de Salud recuerda que un estilo de vida saludable no solo incluye la alimentación, sino también el estar adecuadamente hidratado, debido a que es un punto clave a la hora de combatir el creciente aumento en la prevalencia de enfermedades relacionadas con la nutrición como el sobrepeso, obesidad, anemia, diabetes, hipertensión, entre otras.

Para lograr un crecimiento y desarrollo adecuado en la infancia y mantener un óptimo estado de salud a lo largo de toda la vida es fundamental tener un estilo de vida saludable. Vale destacar que una alimentación saludable, hace referencia a lo que comemos y a lo que tomamos. Una correcta hidratación es muy importante en todo el ciclo de la vida para garantizar un adecuado equilibrio o balance hídrico, entre el líquido que se bebe y el que se pierde, y contribuye de esta forma a favorecer un óptimo rendimiento mental y físico. En condiciones normales, el agua corporal se pierde sobre todo a través de la orina y la piel (transpiración).

Al respecto, la ministra de Salud, Andrea Peve, indicó: “Desde el ministerio de Salud y con el apoyo de nuestro gobernador Omar Gutiérrez, trabajamos en el programa de promoción de entornos saludables, con acciones en territorio. Además, estamos próximos al relanzamiento de Punto Saludable como la principal estrategia de promoción de hábitos saludables en todas las actividades y encuentros con la comunidad”.

El agua es el principal componente del cuerpo humano, ocupando un 60 por ciento del peso corporal. La deshidratación suele definirse como una disminución del contenido total de agua en el cuerpo debido a una pérdida excesiva de fluidos, una disminución de la ingestión de líquidos o la combinación de ambos. Los riñones son los principales órganos para el mantenimiento de este equilibrio de agua corporal.

Actualmente, en Argentina, están vigentes las Guías Alimentarias para la Población (GAPA) en las que se recomienda que del total de líquidos ingeridos por día, 8 vasos (2 litros de líquido) correspondan a agua segura. En caso de no estar seguro de la potabilidad de la misma se puede agregar dos gotas de lavandina por litro de agua o hervirla durante cinco minutos.

Por otro lado, considerando que las niñas y los niños son más activos, transpiran más y perciben menos la sed cuando están entretenidos, es fundamental estimular desde edades tempranas la importancia del consumo de agua. Estos requerimientos se incrementan cuando las temperaturas son altas (en primavera-verano) y durante la actividad física, ya que se pierde más líquido por la sudoración. Cabe destacar que la sed es un mecanismo tardío para recuperar el balance de agua perdido, especialmente en niñas y niños.

Hay que procurar beber antes de tener sed. En este sentido, es clave ofrecer y tener disponible agua, tanto en el ámbito familiar, educativo como en los espacios públicos.  Donde se realizan actividades recreativas también es esencial que existan fuentes de agua segura fácilmente accesibles.

En este contexto, cabe mencionar que, a mediados del 2021, en la provincia del Neuquén se declaró la emergencia hídrica de la cuenca de los ríos Neuquén, Limay y Negro por parte de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC). Ante esta realidad, es importante continuar cuidando un recurso tan valioso como lo es el agua y recordar que la adopción de medidas simples contribuye a garantizar la disponibilidad de la misma.

 



COMPARTIR:

Comentarios