Jueves 11 de Agosto de 2022

14.2°

Neuquén

GENERALES

4 de marzo de 2022

Rusia rechaza en ONU campaña de mentiras para culparla de incendio en central nuclear de Ucrania

Nebenzia recalcó que Rusia no constituye una amenaza para la población civil ucraniana ni para naciones vecinas. | Foto: TASS

Denunció ante el Consejo de Seguridad que nacionalistas ucranianos ejecutaron el sabotaje para generar un escándalo global.

 

El representante permanente de Rusia ante las Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, denunció este viernes ante el Consejo de Seguridad que nacionalistas ucranianos prendieron fuego a un edificio auxiliar de la central nuclear de Zaporizhia, y no las fuerzas armadas de Rusia, como se ha pretendido hacer creer por Gobiernos y medios de prensa occidentales.

Nebenzia rechazó que se insista en culpar a las fuerzas de Rusia sobre la base de una campaña de mentiras, cuando fueron nacionalistas ucranianos quieren perpetraron el sabotaje con la intención de generar un escándalo a nivel global.


Afirmó que la planta está bajo control de Rusia y. pese a la provocación, no se produjo escape radiactivo.

Explicó que esos saboteadores estaban apostados en el inmueble y desde allí dispararon a los militares rusos. Añadió que, al huir, prendieron fuego al edificio, que está situado fuera del perímetro de la central y en el que no se encontraba ningún trabajador suyo.

El diplomático dijo que, además de asegurar el área, los soldados de su país ayudaron a los bomberos a extinguir el fuego en la instalación, la más grande de Europa, ubicada en la ciudad de Energodar (oblast de Zaporizhia, al sureste, limítrofe con Donetsk).

Dejó claro que Rusia no tiene intención de generar contaminación nuclear y está interesada en mantener la seguridad en este ámbito. Agregó que junto a Belarús, Rusia es vecino de Ucrania y conoció de cerca la tragedia de Chernóbil.

Precisó que la planta de Zaporizhia funciona con normalidad y cumple los estándares tecnológicos exigidos. Dijo que sus reactores están desconectados, con excepción de la cuarta unidad, que trabaja a una capacidad menor a la de diseño.

Nebenzia recordó que en 2014 los nacionalistas ucranianos quisieron desestabilizar la situación con un sabotaje a otra central nuclear. Añadió que en aquel momento el Gobierno de Rusia alertó sobre las graves implicaciones del hecho, pero los Estados occidentales hicieron caso omiso al respecto.

 

Nacionalistas toman rehenes entre civiles y extranjeros


El diplomático ruso denunció que un grupo de 60 personas que salían de la ciudad de Mariúpol (este, junto al mar de Azov) fueron detenidas por nacionalistas y llevadas a una escuela como rehenes.

Informó que el número de extranjeros que esos grupos nazis han tomado como rehenes es grande. Mencionó que en Járkov (noreste) centenares de ciudadanos de China, India, Ghana y otras naciones están retenidos por esos grupos.

Dijo que Rusia colocó en las inmediaciones de esa ciudad un total de 130 ómnibus para evacuar a población civil, pero los nacionalistas no lo permiten e intimidan a las autoridades locales para que no ayuden a evacuar.

Además, denunció que estos grupos publicaron en la red social Telegran que incautaron vehículos de las Naciones Unidas bajo el pretexto de que los necesitan y, según dijeron, porque la ONU no tomará represalias por ese acto.

En este sentido, Nebenzia instó a la ONU a explicar por qué no ha informado a los Estados miembros sobre este grave incidente.



COMPARTIR:

Comentarios