Domingo 3 de Julio de 2022

7.7°

Neuquén

GENERALES

23 de febrero de 2022

El ENRE rechazó las cifras presentadas por Edesur y Edenor en la audiencia pública

El 71,6% de las inversiones puestas en servicio durante 2021 por Edesur fueron financiado por el Estado Nacional.

Las empresas habían planteado que necesitaban recursos adicionales por más de $ 100.000 millones -en conjunto- para continuar operando en 2022, y dejaron abierta la posibilidad de afrontarlo con un aumento de tarifas y/o subsidios estatales.

 

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) rechazó las cifras presentadas por Edesur y Edenor respecto de la disminución de sus ingresos y de las inversiones informadas por las distribuidoras del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Edesur y Edenor plantearon en la audiencia publica convocada por el ENRE el jueves pasado, la necesidad de contar con recursos adicionales por $ 100.000 millones para continuar operando en 2022, y dejaron abierta la posibilidad de afrontarlo con un aumento de tarifas, subsidios del Estado nacional o una combinación de las dos variables.

En representación de Edesur, Jorge Lemos indicó que la empresa solicitaba $ 43.236 millones para continuar con la operación en 2022, en tanto Federico Méndez, en nombre de Edenor, fijó ese monto en $ 56.800 millones, lo que hace un total entre las dos compañías de $ 100.036 millones.

Por su parte, el ENRE respondió a las dos distribuidoras en el informe final aprobado por la resolución sintetizada conjunta 1/2022, de la Secretaría de Energía, la Subsecretaría de Energía Eléctrica y el Ente, publicada este miércoles en el Boletín Oficial. 

“Como conclusión general, los valores expuestos por Edesur son considerablemente inferiores a los realmente realizados”, afirmó el Ente.

Asimismo, indicó que “las inversiones correspondientes al Acuerdo para el Desarrollo del Plan de Trabajo Preventivo y Correctivo de la Red de Distribución Eléctrica no representaron el 69% de las constatadas con puesta en servicio durante 2021 sobre las inversiones comprometidas en la Revisión Tarifaria Integral (RTI)”.

En cambio, remarcó que “de la totalidad de las inversiones puestas en servicio durante 2021, el 71,60% corresponden al plan de inversiones financiado por el Estado Nacional, en el marco de una deuda por los consumos de los barrios populares, mediante el Acuerdo para el Desarrollo del Plan de la Red; y el restante 28,39% corresponde a inversiones financiadas por la concesionaria”.

En cuanto a Edenor, señaló que “los valores en su mayoría, son acordes a los verificados en campo por agentes de este Ente, a excepción de redes de alta y media tensión, y los centros de transformación de media a baja tensión”.

En relación con la situación de una disminución del 60% de los ingresos disponibles entre 2015 y 2021 para hacer frente a los costos operativos, informados por la distribuidora, el ENRE precisó que “si se ajusta por la inflación promedio al 31 de diciembre de 2021, destinó el 23% de sus ingresos a cubrir su costo de energía”.

Además, puntualizó que “al 30 de setiembre de 2021, Edenor destinó un 61%”, por lo cual subrayó que “si se realiza la anualización de los resultados del ejercicio por nueve meses a setiembre de 2021, el valor agregado de distribución de la empresa, se vio reducido en moneda constante sólo un 22%, siendo esto un 38% menos que lo informado por la concesionaria”.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!