Miércoles 29 de Mayo de 2024

4.8°

Neuquén

GENERALES

16 de mayo de 2024

Despidos y recesión: La crisis del empleo formal bajo la gestión de Milei y Caputo

**Despidos masivos y recesión en Argentina bajo Milei y Caputo; PYMES en riesgo y empleo formal en declive.** #mediosneuquen

La destrucción del empleo en Argentina: una crisis en ciernes bajo las políticas de Milei y Caputo

En el contexto actual, las políticas económicas impulsadas por el presidente Javier Milei, en colaboración con el ministro de Economía Luis Caputo, han generado un clima de incertidumbre y recesión que amenaza con desmantelar el tejido productivo del país. Esta situación es especialmente crítica para las pequeñas y medianas empresas (PYMES), que constituyen el núcleo del empleo formal en Argentina.

Los recientes despidos en empresas emblemáticas como Changomas, Acindar, PepsiCo, General Motors y Fate son una clara señal del deterioro del mercado laboral. Estos eventos no solo reflejan una recesión profunda, sino que también evidencian un patrón de destrucción de empleo registrado en el sector privado, el cual es crucial para su estabilidad y beneficios.

Según datos del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en el primer trimestre de 2024 se han perdido cerca de 100 mil empleos registrados. Este número alarmante se desprende de la Encuesta de Indicadores Laborales de la Secretaría de Trabajo, vinculada al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). En este contexto, la cadena Changomas ha despedido a 27 trabajadores en San Justo, 7 en La Tablada y 17 en Alto Avellaneda, con la posibilidad de más despidos en Bahía Blanca. La empresa atribuye estos recortes a la caída de las ventas derivadas de la situación económica del país.

Fate, uno de los tres principales productores de neumáticos en Argentina, también ha anunciado el despido de 97 empleados, ajustando su estructura para adaptarse al contexto del negocio. Asimismo, ArcelorMittal, dueño de Acindar, ha paralizado su planta de Villa Constitución por segunda vez en el año debido a la caída en las ventas, afectando a más de 3.000 operarios.

Por su parte, Pepsico ha confirmado la desvinculación de 36 de sus 400 trabajadores en la planta de Mar del Plata, mientras que General Motors ha recurrido a retiros voluntarios en su fábrica de Alvear. Toyota y Renault también han iniciado procesos de retiros voluntarios para cientos de empleados, exacerbando aún más la crisis laboral.

El CEPA informa que en marzo de 2024, la capacidad instalada de las industrias fue utilizada apenas en un 53,4%, un reflejo claro de la caída de la actividad económica. Los sectores más afectados han sido la construcción, con una pérdida de 46.249 empleos en los primeros tres meses del año, seguido por actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, y la industria manufacturera.

Este panorama sombrío es un indicativo de una tendencia preocupante que comenzó en septiembre de 2023, con la incertidumbre electoral, y se ha agravado con la asunción del nuevo gobierno. La caída del empleo registrado privado, que había experimentado 37 meses consecutivos de crecimiento hasta agosto de 2023, se ha revertido distribuidamente desde entonces.

Comparando la cantidad de empleos en noviembre de 2023, último mes del gobierno anterior, con enero de 2012, el crecimiento ha sido de apenas un 5% en 12 años. Esto refleja la falta de políticas efectivas para fomentar el empleo y apoyar el crecimiento sostenible de las PYMES, que son esenciales para la economía nacional.

Las crisis de empleo que ha enfrentado Argentina en los últimos años, una debido al colapso del gobierno de Cambiemos en 2018 y otra debido a la pandemia del COVID-19 en 2020, han dejado al país en una situación vulnerable. La actual recesión, impulsada por un modelo económico que prioriza la especulación financiera sobre el consumo interno, solo profundiza esta vulnerabilidad y amenaza con desmantelar la estructura productiva del país.

La urgente necesidad de revisar y replantear las políticas económicas actuales es evidente para evitar un colapso mayor y proteger los empleos de calidad que son vitales para la estabilidad y el crecimiento de Argentina.



COMPARTIR:

Comentarios