Domingo 14 de Abril de 2024

12°

Neuquén

GENERALES

14 de marzo de 2024

Bullrich: ¿Licencia para Matar con Nuevo Protocolo?

"Nuevo protocolo de Bullrich amplía uso de armas en fuerzas, suscitando críticas por peligro a la ciudadanía. Polémico y controvertido." #mediosneuquen

El nuevo protocolo de Patricia Bullrich para las Fuerzas Federales de Seguridad ha levantado una ola de preocupación y críticas debido a su potencial para poner en peligro la vida de la ciudadanía.

Bajo el pretexto de defenderse o proteger a otros, este protocolo amplía significativamente las circunstancias en las cuales los agentes pueden abrir fuego, incluyendo la posibilidad de disparar contra aquellos que intenten fugarse.

Bullrich insiste en que estas medidas son necesarias en respuesta a la creciente violencia en lugares como Rosario, pero sus argumentos parecen más bien justificaciones para una política que otorga a las fuerzas de seguridad una carta blanca para usar la fuerza letal. Además, se alinea con la controvertida Doctrina Chocobar, la cual ha generado intensos debates sobre el uso de la fuerza por parte de las autoridades.

El protocolo autoriza el uso de armas de fuego en una amplia gama de situaciones, desde la defensa propia hasta la detención de sospechosos en fuga. Sin embargo, esta ampliación de facultades no viene acompañada de un análisis detallado de las implicaciones y riesgos asociados. La vaguedad de los términos utilizados deja margen para interpretaciones amplias, lo cual podría resultar en un uso excesivo de la fuerza y en violaciones de los derechos humanos.

Uno de los puntos más alarmantes es la autorización para disparar contra individuos en fuga, algo que ha sido motivo de controversia en casos recientes donde agentes han acabado con la vida de sospechosos. Estos incidentes han sido considerados homicidios por la justicia, lo cual evidencia la gravedad de la situación y la necesidad de un protocolo más claro y restrictivo.

Bullrich argumenta que este protocolo pondrá fin a la injusticia para aquellos agentes que enfrentan consecuencias legales por el uso de la fuerza letal, pero es importante cuestionar si esta medida realmente garantiza la seguridad ciudadana o si, en cambio, podría exponer a la población a un mayor riesgo.

El nuevo protocolo de Bullrich para las Fuerzas Federales de Seguridad representa un paso atrás en términos de protección de los derechos humanos y la seguridad ciudadana.

Su implementación debe ser cuidadosamente evaluada y supervisada para evitar abusos y tragedias innecesarias. La vida y la integridad de todas las personas deben ser prioritarias en cualquier estrategia de seguridad pública.



COMPARTIR:

Comentarios