Domingo 21 de Abril de 2024

13.6°

Neuquén

GENERALES

7 de marzo de 2024

Amenaza de Privatización: Lingeri Anuncia Paro en AySA

"Huelga en AySA liderada por Lingeri ante despidos y riesgo de privatización. Gobierno evalúa medidas, tensión laboral en ascenso." #mediosneuquen

Desafíos y tensiones en AySA: Lingeri convoca a paro en medio de amenazas de privatización

José Luis Lingeri, líder del Sindicato Gran Buenos de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS), anunció hoy una huelga total en AySA, la empresa de Agua y Saneamientos Argentinos S.A., tras el despido de 200 empleados y la posible privatización. El Gobierno evalúa ceder la gestión de la compañía, mientras el sindicato reclama respuestas al plan integral presentado para salvar empleos.

En una asamblea de delegados, el SGBATOS expresó su preocupación por la falta de respuesta del gobierno a su plan integral, diseñado para estabilizar AySA y proteger los puestos de trabajo. Lingeri destacó la inacción gubernamental ante despidos y acciones intimidatorias, lo que llevó al sindicato a convocar un paro de 24 horas el próximo 11 de marzo, con servicios mínimos.

El recorte de personal se justifica argumentando que gestiones anteriores aumentaron la plantilla de manera innecesaria. Lingeri explicó que desde 2006 hasta 2017, la dotación se mantuvo estable, pero la incorporación forzada de más de 1,000 empleados en 2017 para abordar servicios obsoletos en el conurbano amplió la cobertura a 3,300 km² y 3,400,000 habitantes sin un aumento presupuestario.

La subida en las tarifas eléctricas, siendo AySA la principal consumidora en el AMBA y la quinta a nivel nacional, afecta los costos, mientras que las tarifas de agua y cloacas permanecen congeladas. La falta de transferencias del Tesoro desde diciembre ha paralizado obras y desvinculado a más de 2,000 trabajadores de cooperativas.

Lingeri denunció la asfixia económica de la empresa y acusó al gobierno de intentar debilitar el movimiento obrero, promoviendo medidas de ajuste y mostrando falta de voluntad de diálogo. Ante el conflicto, el presidente anunció una respuesta con más conflicto, evidenciando la ausencia de voluntad de diálogo.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, calificó los recortes en AySA como una "puesta en valor", comparándola con la venta de un auto. Argumentó que la privatización busca eficiencia, aunque Lingeri sostiene que el gobierno busca enfrentar a los trabajadores, desafiando la unidad sindical.

En este contexto, la convocatoria al paro busca solidaridad ante los desafíos compartidos, mientras el gobierno aboga por "poner en valor" empresas estatales en medio de un debate sobre la privatización, generando tensiones y desafíos significativos en AySA.



COMPARTIR:

Comentarios