Domingo 21 de Abril de 2024

13.6°

Neuquén

GENERALES

17 de febrero de 2024

Cadena Alimentaria en Riesgo: UPOV 91 y Nuestra Cultura

"Riesgo inminente para la soberanía alimentaria: la propuesta UPOV 91 amenaza nuestras semillas, cultura y autonomía. ¡Defendamos juntos!" #mediosneuquen

La Amenaza a la Soberanía Alimentaria: Semillas, Leyes y Corporaciones

En un país donde la semilla es la raíz de nuestra cadena alimentaria y la custodia de nuestra cultura e historia, la legislación que rige sobre ellas es fundamental. Sin embargo, la propuesta de adhesión a UPOV 91, promovida por el gobierno de La Libertad Avanza, plantea una amenaza a la soberanía alimentaria y el legado milenario de nuestras comunidades campesinas.

La Ley de Semillas (20.247) ha sido un pilar esencial, respaldada por UPOV 78, otorgando derechos de obtentor a los semilleros que producen semillas certificadas. Estas llevan consigo información vital, como el nombre de la variedad, poder germinativo y pureza. Sin embargo, la ley también ha mantenido el equilibrio al permitir el uso propio y el intercambio sin restricciones.

Por otro lado, la Ley de Patentes de Invención (24.481) prohíbe la patentación de vegetales, animales y cualquier material biológico o genético presente en la naturaleza. Este enfoque ha protegido nuestro patrimonio biológico y genético, excluyendo de la patentabilidad a la "materia viva y sustancias preexistentes en la naturaleza."

La propuesta de adherirse a UPOV 91 plantea un riesgo significativo. Con la derogación de la Ley de Semillas y la modificación del artículo 6 de la Ley de Patentes, se abriría la puerta al patentamiento indiscriminado de la naturaleza. Esto podría conducir a la consolidación del control sobre vegetales y animales en manos de corporaciones, despojando a las comunidades campesinas de su legado ancestral y convirtiendo a estas corporaciones en amos absolutos de nuestra alimentación.

El cuadernillo "No A la Ley Monsanto de Semillas," elaborado por Acción por la Biodiversidad, destaca la importancia ancestral de las semillas. Desde el surgimiento de la agricultura, las comunidades campesinas han desempeñado un papel vital en la generación de alimentos, conservando y compartiendo libremente las semillas. Este proceso colectivo ha construido un conocimiento acumulado a lo largo de más de diez mil años, basado en la solidaridad y la cooperación. Para estas comunidades, la semilla no es solo el inicio de la cadena alimentaria; es el depositario de su cultura y su historia.

Preservar nuestras leyes actuales y rechazar la adhesión a UPOV 91 es esencial para proteger nuestra soberanía alimentaria y salvaguardar el invaluable legado de las comunidades campesinas. En manos de las corporaciones, la semilla dejaría de ser un símbolo de vida y cultura para convertirse en una mercancía patentada. La lucha por la autonomía alimentaria está en juego, y es responsabilidad de todos defenderla.



COMPARTIR:

Comentarios