Viernes 23 de Febrero de 2024

19.2°

Neuquén

GENERALES

7 de febrero de 2024

Milei Abandona proyecto del Canal Magdalena: ¿Intereses Propios o Nacionales?

Concebido como una ruta vital para integrar los puertos argentinos y reducir los costos, ahora queda en suspenso. (Credito OCIPEX)

Milei deserta de proyecto clave: cede soberanía al favorecer puerto uruguayo sobre Canal Magdalena. Consecuencias preocupantes".#mediosneuquen

En un polémico giro de eventos, el presidente argentino Javier Milei ha decidido abandonar el ambicioso proyecto de dragado del Canal Magdalena, entregando así una parte crucial de la soberanía nacional al presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou.

Esta renuncia implica que los buques que transitan entre el Paraná y Buenos Aires ahora pasarán por Uruguay, ya que Milei ha dado su aprobación para que se amplíe el puerto de Montevideo.

El acuerdo entre Milei y Lacalle Pou ha desatado un intenso debate sobre la dependencia de Argentina respecto a su vecino y las posibles consecuencias económicas y estratégicas. La decisión de abandonar el proyecto del Canal Magdalena, pensado para fortalecer la conexión marítima con el Atlántico, plantea serias interrogantes sobre la soberanía nacional y las relaciones comerciales.

El canal, originalmente concebido como una vía vital para integrar los puertos argentinos y reducir costos de navegación, queda ahora en suspenso. Esta decisión afecta directamente a puertos importantes como La Plata y Bahía Blanca, perdiendo así una oportunidad valiosa en términos de desarrollo comercial.

En el caso de Tierra del Fuego, la noticia es desfavorable, ya que las embarcaciones que transportan mercancías desde Buenos Aires o Rosario ahora se verán obligadas a dirigirse al puerto de Montevideo, incrementando significativamente sus costos. Este aumento inevitablemente se trasladará al precio de los productos, impactando negativamente en los bolsillos de los fueguinos.

La profundización del canal de acceso al puerto de Montevideo, anunciada por Lacalle Pou, permitirá la entrada de buques de carga más grandes, aumentando la competitividad del puerto uruguayo. Sin embargo, para Argentina, esta decisión implica un retroceso en términos comerciales y de seguridad estratégica.

La preocupación se extiende a diversos sectores, como el Foro por la Recuperación del Paraná, cuyo referente, Luciano Orellano, destaca que la renuncia va más allá de lo comercial y se convierte en un tema de defensa y soberanía nacional. Argentina parece estar cediendo terreno en la protección de sus intereses marítimos y renunciando a tener un puerto estratégico como el de Buenos Aires.

Desde el importante puerto de Rosario, que ve salir más de 6,000 buques anuales con destino a Montevideo, surge la crítica sobre la pérdida de control y administración derivada de la decisión de abandonar el proyecto del Canal Magdalena.

El abandono del proyecto del Canal Magdalena a favor de la expansión del puerto de Montevideo refleja una nueva dinámica en las relaciones entre Argentina y Uruguay, con consecuencias que trascienden el ámbito comercial. Es una clara renuncia a la soberanía nacional y a los intereses estratégicos en la región.



COMPARTIR:

Comentarios