Viernes 23 de Febrero de 2024

19.2°

Neuquén

NEUQUEN Y RIO NEGRO

6 de febrero de 2024

Pesadilla Tarifaria: El Pasaje a 450 Pesos que Ahoga a los Ciudadanos de Neuquén

"El aumento del pasaje en Neuquén a 450 pesos es un golpe a la economía de los trabajadores, exacerbando la crisis y la inflación descontrolada." #mediosneuquen

Bajo la sombra de un aumento que parece insensible a las necesidades básicas de los trabajadores, el municipio de Neuquén capital ha anunciado un incremento en la tarifa del transporte urbano de colectivos, elevándola de 370 a 450 pesos.

Este ajuste, más que una simple cifra, representa un ataque directo al ya menguante poder adquisitivo de los trabajadores, quienes ven cómo se les escapa el pan de la boca con sueldos cada vez más raquíticos.

En medio de una inflación galopante, donde los bolsillos de la clase trabajadora se desangran, el gobierno de Milei parece estar más enfocado en combatir vientos ideológicos que en abordar las necesidades apremiantes de la población. Esta nueva medida, lejos de aliviar la carga económica de los ciudadanos, añade presión a una situación ya precaria.

Desde Buenos Aires hasta Neuquén, la realidad es la misma: los salarios se desdibujan frente a la voracidad inflacionaria, mientras el gobierno mira hacia otro lado. Este aumento en la tarifa del transporte público no solo es una cuestión de números, es un golpe directo a la calidad de vida de los trabajadores, quienes ven cómo sus sueldos se desvanecen frente a la cruda realidad económica.

En un contexto donde la lucha contra la inflación parece más una utopía que una realidad, el incremento de 370 a 450 pesos refleja una desconexión preocupante entre las decisiones gubernamentales y las necesidades reales de la población. Es hora de que el gobierno de Milei deje de lado las disputas ideológicas y se enfoque en medidas concretas para mejorar la situación económica de los ciudadanos.

En este escenario, se espera que Nación Servicios agilice la actualización del software en las máquinas de transporte, aunque la incertidumbre persiste en cuanto a cuándo se implementará esta modificación. Mientras tanto, los trabajadores continúan viendo cómo sus salarios se deslizan por el precipicio de la inflación, en una lucha diaria por llegar a fin de mes.

Este aumento, más que una simple actualización tarifaria, se erige como un símbolo de la desconexión entre las decisiones gubernamentales y la realidad económica que enfrenta la ciudadanía. La urgencia de abordar esta problemática es innegable, pues cada incremento se traduce en un golpe más al ya debilitado bolsillo de los trabajadores.



COMPARTIR:

Comentarios