Viernes 23 de Febrero de 2024

19.2°

Neuquén

GENERALES

27 de enero de 2024

Tarifas Eléctricas en el Aire: ¿Incremento Necesario o Abuso?

"Empresas de energía piden aumento del 89%, pero la falta de transparencia genera dudas sobre su necesidad real y equidad." #mediosneuquen

Desafíos Energéticos: ¿Justificación o Aprovechamiento?

Las distribuidoras de energía eléctrica Edenor y Edesur han solicitado incrementos tarifarios de hasta un 89%, con la peculiaridad de actualizaciones mensuales automáticas. Sin embargo, en la reciente audiencia pública virtual convocada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), estas empresas no presentaron de manera transparente las inversiones realizadas ni aquellas proyectadas para el futuro. Este vacío de información genera dudas legítimas sobre la necesidad real de los aumentos propuestos.

Es llamativo que, en un contexto donde la incertidumbre gubernamental contribuye a la inestabilidad económica, las empresas no han fundamentado sus solicitudes con detalles sobre los costos de la energía. ¿Se trata realmente de una necesidad apremiante o están aprovechando la actual situación para aumentar sus márgenes de ganancia?

Neuquén también está en el centro de la discusión, ya que se espera que presente su propuesta y justificación para el aumento solicitado. Este elemento agrega una dimensión regional al debate sobre la tarifa eléctrica, poniendo de manifiesto la necesidad de una evaluación más integral y equitativa.

El Secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, abogó por una reasignación de los subsidios, proponiendo una nueva conceptualización que priorice a los sectores socialmente más vulnerables. No obstante, las empresas no han proporcionado la información necesaria para evaluar la validez de este planteamiento.

La subsecretaria de Planeamiento Energético, Mariela Beljansky, propuso una Canasta Básica Energética (CBE) como una forma de determinar los ingresos totales del grupo conviviente, destacando la importancia de subsidiar situaciones de vulnerabilidad. Sin embargo, es esencial conocer más detalles sobre cómo se implementaría esta propuesta y si realmente abordaría las preocupaciones planteadas por las distribuidoras.

En cuanto a los aumentos tarifarios, es fundamental no perder de vista que estos son una corrección de precios relativos. La discusión no debería centrarse únicamente en los porcentajes de aumento, sino en la justificación y necesidad de estos incrementos. ¿Están realmente respaldados por costos legítimos o son una estrategia para maximizar beneficios?

Los representantes de Edenor y Edesur solicitan incrementos sustanciales, argumentando la necesidad de equilibrar sus ingresos. Sin embargo, es crucial analizar la distribución de estos ingresos en el contexto de la tarifa total, considerando la generación, transporte, distribución e impuestos. ¿Realmente se justifica el aumento propuesto cuando se desglosa el costo total del servicio?

La falta de transparencia en las inversiones y proyecciones de las empresas, junto con la incertidumbre sobre la justificación de los aumentos, plantea interrogantes legítimas. ¿Es necesario el aumento propuesto o simplemente una estrategia para aprovechar la situación actual? La respuesta a estas preguntas será esencial para garantizar tarifas justas y equitativas para todos los usuarios.



COMPARTIR:

Comentarios