Jueves 29 de Febrero de 2024

22.7°

Neuquén

GENERALES

18 de enero de 2024

24 de enero: Paro y descuentos, el choque inevitable

"Gobierno Milei enfrenta resistencia: Descuentos salariales desatan protestas y tensiones ante la falta de diálogo con empleados estatales." #mediosneuquen

 

El Gobierno de Javier Milei intensifica su presión sobre los empleados estatales al confirmar la aplicación de descuentos salariales para aquellos que participen en el paro y la movilización del 24 de enero, convocados en rechazo de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU).

Estas medidas, anunciadas por el vocero presidencial Manuel Adorni, revelan una postura autoritaria que busca desincentivar la participación en la protesta liderada por las organizaciones gremiales y políticas.

Adorni asegura que el gobierno descontará el día no trabajado a los empleados estatales nacionales que se sumen a la medida de protesta, argumentando que el salario es una contraprestación y aquellos que no trabajen no cobrarán. Esta decisión, respaldada por la ministra Patricia Bullrich, muestra la falta de voluntad del gobierno de Javier Milei para negociar y comprender las demandas de los trabajadores.

En su conferencia de prensa matutina, Adorni, experiodista de La Nación+, añade que esta determinación ya había sido anticipada por Bullrich, designada por la gestión Milei para confrontar con el sindicalismo. La línea dura se refuerza con las declaraciones del ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, quien amenaza con ilegalizar la huelga al afirmar que carece de fundamentos legales, una posición que ha sido descartada de plano por las centrales obreras.

El próximo miércoles 24 de enero se presenta como un día de tensiones, marcado por la resistencia de los trabajadores frente a las políticas del gobierno libertario. 

En este escenario, la sociedad demanda una gestión gubernamental más receptiva, que busque el diálogo y la negociación como vías para resolver las diferencias. La falta de flexibilidad y la imposición de medidas coercitivas pueden profundizar el conflicto y distanciar al gobierno de la comprensión de las necesidades de los trabajadores.



COMPARTIR:

Comentarios