Domingo 16 de Junio de 2024

7.7°

Neuquén

INTERNACIONALES

1 de junio de 2023

"Escándalo en Perú: ¿Entrega de soberanía o cooperación estratégica con EE.UU.?"

Polémica autorización de Perú para el ingreso de más de 1.000 militares estadounidenses.

El Gobierno de Perú ha generado controversia al dar luz verde al ingreso de más de 1.000 militares de Estados Unidos para llevar a cabo entrenamientos con las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, según resoluciones publicadas en el diario oficial El Peruano.

 

Estos militares llegarán al país con armas de guerra y realizarán "actividades de cooperación de entrenamiento" a lo largo del año.

La primera resolución aprobada por el Congreso y refrendada por el Ejecutivo detalla que el primer grupo de militares estará compuesto por 25 miembros de las Fuerzas Especiales de EE.UU., equipados con una amplia gama de armamento. Durante su estadía, llevarán a cabo actividades conjuntas con diferentes fuerzas peruanas, incluyendo el Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjunta (Cioec), las Fuerzas Especiales Conjuntas (FEC), las Fuerzas de Operaciones Especiales (FOE) de la Marina de Guerra, entre otros.

Los entrenamientos se llevarán a cabo en varias regiones del país, lo que ha generado preocupación y especulación sobre la naturaleza y el alcance de estas actividades. Además, se ha autorizado el ingreso de "medios aéreos, medios náuticos y personal militar" de Estados Unidos para participar en el Ejercicio Militar Internacional "Resolute Sentinel 2023".

Estas decisiones han generado un debate acalorado en el país, con críticos argumentando que la autorización representa una cesión de soberanía y una dependencia excesiva de Estados Unidos en asuntos de seguridad. Algunos se preguntan si estas actividades de entrenamiento podrían tener implicaciones más allá de la cooperación militar y si se están considerando los intereses nacionales a largo plazo.

La polémica se intensifica ante la ausencia del primer ministro, Alberto Otárola, y la suscripción de las resoluciones por parte de funcionarios en funciones. La sociedad peruana exige una mayor transparencia y una explicación clara de los beneficios y riesgos de esta colaboración militar con Estados Unidos.

A medida que se desarrollen los entrenamientos y el Ejercicio Militar Internacional "Resolute Sentinel 2023", se espera un mayor escrutinio por parte de la opinión pública y la sociedad civil para garantizar que los intereses nacionales y la soberanía del país no se vean comprometidos en el proceso.

Fuente:DW



COMPARTIR:

Comentarios