Domingo 16 de Junio de 2024

7.7°

Neuquén

NEUQUEN Y RIO NEGRO

13 de mayo de 2023

"ATE, Massa y Gutierrez: ¿Una reactivación de la Planta de Agua Pesada en Neuquén o un acuerdo político encubierto?"

El encuentro contó con la participación de diversas autoridades, incluyendo al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y su sucesor electo, Rolando Figueroa, Massa y Aguiar.

En una reunión en el Ministerio de Economía, el sindicato de trabajadores estatales ATE y Sergio Massa anunciaron la reactivación de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) en Neuquén, la cual llevaba paralizada desde 2017.

 

Sin embargo, este acuerdo ha generado controversias y dudas sobre su verdadero propósito.

El secretario Adjunto de ATE, Rodolfo Aguiar, destacó la posibilidad de abastecer tanto a las centrales argentinas como al mercado internacional, presentando la reactivación de la planta como una nueva fuente de divisas. ¿Pero a qué costo? ¿Qué impacto tendrá esto en el medio ambiente y en la salud de las comunidades cercanas?

El encuentro contó con la participación de diversas autoridades, incluyendo al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y su sucesor electo, Rolando Figueroa. La falta de transparencia en el proceso de toma de decisiones plantea interrogantes sobre posibles acuerdos políticos detrás de esta reactivación.

Aguiar hizo hincapié en la capacidad de producción de la planta, pero omite mencionar los graves problemas de mantenimiento que la han mantenido inoperativa durante tanto tiempo. Si la planta necesita una inversión de 20.000 millones de pesos para su puesta a punto, ¿por qué no se realizó antes? ¿Por qué esperar hasta ahora?

La inclusión de 150 trabajadores puede sonar como una buena noticia, pero no se debe perder de vista el contexto. En una época de dificultades económicas, ¿qué garantías hay de que estos empleos serán sostenibles a largo plazo? ¿O es solo una estrategia política para obtener respaldo popular?

Es fundamental cuestionar la premisa de que la reactivación de la planta es un logro indiscutible. ¿No sería más acertado invertir en fuentes de energía renovable y sostenible en lugar de apostar por una tecnología controvertida como el agua pesada?

En definitiva, el acuerdo entre ATE y Massa para la reactivación de la Planta Industrial de Agua Pesada en Neuquén plantea interrogantes sobre su verdadera motivación y sus potenciales consecuencias. La falta de transparencia y las dudas sobre la viabilidad y sostenibilidad de este proyecto ponen en tela de juicio la celebración prematura de este supuesto logro.



COMPARTIR:

Comentarios